≡ Menu

El Oráculo y el Amor

A la hora de consultar al oráculo del amor es importante entender que se trata de un texto poético. Esto quiere decir que la forma que tiene de responder se basa en la poesía. Dado que el I Ching es un texto de tres mil años de antiguedad nos encontramos ante una sabiduría antiquísima que nos ofrece sus consejos siempre dentro de una clave poética.

No cabe duda de que el amor requiere precisamente de eso, de una actitud poética. Tenemos que preguntarle pues al oráculo con la actitud del que escucha poesía.

Un ejemplo de Bécquer.

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de sus profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido… desengáñate
así … ¡no te querrán!