≡ Menu

A la hora de consultar al oráculo del amor es importante entender que se trata de un texto poético. Esto quiere decir que la forma que tiene de responder se basa en la poesía. Dado que el I Ching es un texto de tres mil años de antiguedad nos encontramos ante una sabiduría antiquísima que nos ofrece sus consejos siempre dentro de una clave poética.

No cabe duda de que el amor requiere precisamente de eso, de una actitud poética. Tenemos que preguntarle pues al oráculo con la actitud del que escucha poesía.

Un ejemplo de Bécquer.

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de sus profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido… desengáñate
así … ¡no te querrán!

Existen muchos métodos de consultar el futuro entre tantos servicios de videntes, pero a la hora de escoger uno destaca especialmente el I Ching. Y es que a la hora de consultar a un vidente por telefono es importante atender qué método utiliza.

El I Ching está especialmente indicado para los asuntos sentimentales porque nos permite preguntarle sobre nuestras inquietudes ofreciendonos una triple respuesta:

  1. Nos muestra la situación actual, los sentimientos ocultos y la actitud de cada miembro de la pareja.
  2. Nos señala el rumbo que va a tomar la relación, fruto de la situación presente.
  3. Nos ofrece un consejo para que actuemos de la mejor manera posible cara a nuestra relación.

El hecho de poder consultar a este oraculo del amor por teléfono nos permite preguntarle cómodamente, y obtener una mirada distinta a nuestro tema sentimental. Hay que recordar que el I Ching es un sistema de adivinación con una historia de tres mil años de consulta, y que aglutina en él todo la sabiduría oriental que se ha ido depositando durante tantos siglos.

Por último recordarle que esta consulta la realizo yo personalmente, en un trato privado y personal. Estoy a su disposición en los telefonos 806 y Visa.

A su servicio,

Don Fidel

A la hora de consultar un tema tan delicado como el amor muchos consideran que el único sistema que puede utilizarse es el tarot. No podemos negar que es el grán tópico de las consultas de videncia, pero existen otros métodos mejores, más apropiados para entrar a indagar sobre una relación sentimental.

De entre todos destaca especialmente el I Ching. Este milenario método de adivinación china nos permite entrar directamente en los sentimientos, en la trama emocional que genera toda relación. El oraculo I Ching es un texto poético, por lo que nos comenta la situación sentimental desde una perspectiva no prosaica, más acorde con la cualidad propia de toda relación. Por otro lado no sólo nos muestra la situación presente y futura, sino que hace algo más: nos aconseja.

Esto último es dificil de entender para los usuarios del tarot. Tienen una idea fatalista del destino, como si ya estuviera escrito. Frente a ello un verdadero sistema de adivinación como el I ching lo que plantea es la posibilidad de cambiar el presente para así cambiar el futuro. Si siembras otra planta hoy te crecerá por tanto otra cosa en el porvenir.

De ahí el énfasis que hace este oráculo chino en sus consejos…es de sabios atender a ellos, y simplemente reflexionar sobre su sugerencia.