≡ Menu

Oraculo del Amor I Ching

Oraculo Amor I Ching

Oráculo I Ching: la alternativa de Oriente al Tarot

Aunque la gran mayoría de personas creen que ha de usarse el juego de cartas del tarot la realidad de la adivinación es más compleja. Existen muchos sistemas, mancias, y se trata de elegir el que consideremos el mejor para nosotros. Hay que entender que el juego de cartas del tarot se popularizó como sistema de adivinación en el siglo XVIII, y que la tradición de los videntes es mucho más antigua. Estamos hablando de un juego de salón de cartas, no de una auténtico sistema tradicional de consulta al destino.

De entre todos los sistemas de videncia destaca especialmente el I Ching. Se trata de una antigua forma de adivinación china, conocida también como Oráculo del Cambio, que es considerada por los entendidos como la mejor forma de indagar sobre el destino. Con una tradición de miles de años este oráculo es la fuente de la sabiduría china, y sus respuestas no sólo se basan en decirnos el camino futuro de las cosas sino también en aconsejarnos cómo actuar.

Esto último le convierte en un sistema muy diferente al resto de videncias. Para el I Ching el futuro puede ser cambiado, por lo que nos ofrece una serie de consejos para que actuemos del modo más sabio, más beneficioso para nosotros.

Hay además otra ventaja añadida sobre el Tarot. Y es que el I Ching es un texto poético, conservado cuidadosamente, y que exige que la respuesta sea la que dicta el propio oráculo. Como bien sabe el tarot es un juego de naipes, de cartas con una serie de imágenes que el tarotista de turno ha de expresar con palabras. Esto exige todo un juego de imaginación e intuición que es el que aturde un poco al consultante. ¿Donde ve esas cosas?. No en las cartas, por lo que hablamos de una interpretación relativa.

A diferencia del tarot el I Ching es un sistema exacto…la respuesta está en palabras, y éstas se han guardado por miles de años. No cabe decir otra cosa que lo que diga el Oráculo.

El Amor en el I Ching 

A la hora de elegir una consulta de oráculo del amor por teléfono  es importante aclarar que lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el profesional  que nos atienda sera una persona con criterio profesional, y esto es así porque estamos hablando del asunto más delicado de las relaciones humana: el amor en una pareja.

Dicho tema sentimental exige que tengamos que tener el suficiente tino para saber seleccionar un servicio de oráculo de amor que nos garantice la suficiente confianza para adentrarnos en un tema tan delicado con tranquilidad y profundidad.

En el caso de querer consultar a la alternativa de Oriente al tarot nos encontramos que al realizar nuestras preguntas de amor al I ching este oráculo plantea la situación sentimental como si la relación de pareja fuera un baile, y al preguntarle nos comenta tres cosas:

1. La situación de amor actual. Esto nos permite comprender cómo están las cosas entre dos personas, qué está ocurriendo en el amor.

2. La situación sentimental futura. Nos mostrará el camino que está tomando la relación, el rumbo que va a seguir.

3. La sugerencia del Oráculo. Esto es fundamental en la adivinación china y muy diferente al tarot. El I Ching, fruto de una sabiduría de miles de años, nos ofrece un consejo para que podamos actuar de manera sabia. Dado que para el oráculo el futuro no es irremediable, de ahí que también se le llame el oráculo del Cambio, podemos alterar el porvenir si está en nuestras manos.

I Ching Oraculo

El I Ching. La Milenaria Adivinación de Oriente.

“Si me fuera posible prolongar mi vida algunos años,

pediría cincuenta más para poder estudiar el I Ching

y librarme así de mis muchos errores.”

Confucio

Como se ha comentado una alternativa a la adivinación con el tarot, mucho menos arbitraria, más precisa y ordenada es es el I Ching. Sus ventajas respecto a la adivinación parten de que el Tarot no se desarrolló inicialmente como medio de adivinación sino como forma de transmisión de una filosofía. El I Ching es el oráculo por excelencia, la manera adecuada de lanzarse a preguntar sobre las cuestiones que nos preocupan. Este sistema procedente de la antigua China, es considerado la mejor manera de preguntar por el porvenir y conocer el destino.

I- Ching quiere decir la “lógica del cambio”. Este misterioso sistema de consulta es el oráculo más antiguo que se conserva con una datación de tres mil años. Pese a su edad este “anciano sabio” , como gusta de contemplarlo el pueblo chino, ha sido durante todo este tiempo consejero constante y es interrogado de forma cotidiana y regular por millones de personas. Su origen es mítico, y está unido a la figura del fundador de la cultura china, Fu-Hi, afirmándose que lo descubrió en el caparazón de una tortuga mágica que surgió del Río Amarillo. Otra leyenda afirma que fue el propio Dragón quien le otorgó los signos básicos que constituyen el sistema del Oráculo.

El hecho es que ha sido objeto constante de estudio por los sabios de esta cultura desde hace muchos siglos. Se ha ido enriqueciendo por generaciones y generaciones de estudiosos que han ido refinando cada vez más el sistema hasta poder ofrecer el conjunto actual de un método que ofrece 4160 posibles respuestas, moduladas además por comentarios específicos aplicados a cada caso concreto de situación.

Su origen es milenario, data de la fundación de la propia cultura china. Ha sido consultado así durante miles de años por emperadores y campesinos, y actualmente por los más preclaros sabios de nuestra época. Es el método de adivinación más considerado mundialmente.

Todo oraculo consiste en un juego de preguntas y respuestas, el consultante pregunta y el oraculo responde desde su profundo misterio. Desde este sencillo paso se establece todo un dialogo que busca la comprensión y porvenir de la situación vivida.

Al hacerle una pregunta de aquello que nos preocupa el Oraculo del Cambio nos ofrece una respuesta a tres niveles:

DEL PRESENTE. 

Desvela la realidad presente, mostrandonos el sentido de lo que ocurre y el sentimiento de las personas.

Para el I Ching todo está vivo, en permanente movimiento y dirigiéndose hacia algo (su propio sentido, su Tao). Los dos principios básicos sobre los que establece su criterio son el Yin y el Yang, lo oscuro y lo luminoso, lo pasivo y lo activo. Mediante la constante mutación de estos dos principios se construye la existencia en un proceso cíclico reflejado en los acontecimientos naturales: el día y la noche, el verano y el invierno, lo lleno y lo vacío…

Lo Inmutable es lo Mutable. Así pues la vida es un flujo constante, un Rio Vivo que nunca deja de moverse y cambiar. Sobre este constante cambio existe un sentido oculto, una razón tras lo visible que configura las cosas según su criterio. Es el Tao.

El I Ching expresa la acción de esa “razón oculta” mediante una serie de Ideas mostradas en imágenes naturales (Cielo, Tierra, Montaña, Lago, Viento, Trueno, Agua, Fuego). Estas imágenes son “cuadros” que nos permiten comprender el proceso en el que estamos viviendo, aclararnos la trama oculta de lo que ocurre. Es un modo de representar cómo se desarrolla el “Espíritu de las Cosas” en ese “Flujo del Tiempo”. Esos “cuadros” van mutando hacia otros, expresando así la “corriente” del movimiento por lo que lo que ha de ocurrir habita ya en potencia en la realidad profunda o bien loque sucede ya es completamente presente.

DEL FUTURO

Fruto del presente nos muestra el rumbo de nuestro destino, hacia donde van las cosas.

El sentido del tiempo nos lleva del pasado al futuro, siendo el presente el lugar que recoge el ayer y que se lanza al mañana. El presente guardan en germen las posibilidades del futuro, y es esto lo que nos muestra el Oráculo. Para predecir los acontecimientos el I Ching se basa en un criterio simple y sencillo: la semilla (lo que está en potencia) y el árbol (lo que está en acto). El árbol de nuestro presente es fruto de la semilla del pasado, y a la vez está generando una nueva semilla que marcará nuestro futuro.

Es decir, el presente es el despliegue de la causa pasada, y el futuro se está generando de modo ocultoen el presente en forma de semilla que finalmente se desplegará tal como ocurrió en el pasado.

Este continua acción de la vida, que nunca cesa y sucede de forma cíclica,la contempla según un principio básico: Acorde o Desacorde al Tao, al Sentido Evolutivo del Universo. Es decir, si el camino está en armonía al proceso natural de las cosas.El Tao es la Ley que organiza la realidad que contemplamos, el principio que subyace tras las cosas. Es el Sentido de ese discurrir en el “curso de la corriente” de la existencia. Así, la Ventura o la Desventura, clave de la consulta del Oraculo, se establece según esté la acción orientada o desorientada en la Aventura de Vivir, si nos dirigimos a buen puerto o no.

EL SABIO CONSEJO

“Cuando algo está en germen es posible cambiarlo”
I Ching

Nos otorga la manera de encontrar el camino más satisfactorio para nosotros, el modo de actuar más sabio.

A diferencia de otros métodos de adivinación el I Ching no sólo se limita a pronosticar el futuro sino que nos ofrece además un consejo profundo para actuar de tal manera que podamos hacer frente al porvenir en las mejores condiciones posibles.Se trata de lograr el camino acertado, de buscar la armonía adaptándonos activa o pasivamente a lo que ocurre según el criterio que consigamos obtener ante ese corriente de acontecimientos que vivimos.

Considerado el Oráculo del Tao, el camino de la armonía, su función principal es indicarnos el mejor camino para conseguir nuestra propia felicidad.El Oráculo nos ofrece su Consejo, una serie de recomendaciones surgidas de miles de años de estudio para conseguir la meta. La profundidad y seriedad de sus consejos han hecho que se le denomine familiarmente “El Anciano Sabio”, y aglutina en él toda la esencia de la sabiduría oriental .

Para el I Ching usted es el capitan del navío de su existencia. El Oraculo le ayuda como un principio de navegación, como un elemento consulta semejante a una brujula. Es la otra mirada necesaria para la persona que ha de tomar una decisión sobre el rumbo de su acción.Nos dirá el Rumbo del Movimiento, la dirección de la Fuerza que está presente en nuestras vidas.Esto es así porque el Oráculo se basa en detectar el Rumbo del Movimiento, la Dirección de la Fuerza que está presente en nuestra vida. La tendencia puede ser fortalecida o debilitada mediante nuestro hacer o no-hacer, permitiendo así que seamos partícipes de los acontecimientos que vivimos.

El Oráculo establece un criterio básico de realidad: acorde o desacorde a la armonía, ventura o desventura, ganancia o perdida. Conforme a ello podemos continuar nuestro trayecto o bien retroceder y tomar otro curso que nos favorezca más para alcanzar nuestra meta.Si la respuesta que recibimos es favorable proseguiremos adelante con confianza; si nos aconseja cautela nos prepararemos para luchar contra dificultades ocultas, y si las indicaciones son malas,podremos alterar nuestros planes y esquivar los futuros peligros.

Campesinos y emperadores, sabios y militares han ido consultando a este texto milenario que ha conseguido sobrevivir a todos los avatares de la cultura china. Todo cambia, pero el Oráculo del Cambio sigue ahí, hundiéndose en el origen mítico y lanzando sus ideas que ahora la ciencia de vanguardia comienza a comprender.

Pero lo que más importa al pueblo oriental es su capacidad de dictaminar el sentido del presente y permitir un vislumbre sobre los sentimientos de las personas y el futuro que nos depara a lo largo de ese viaje por el río que nos lleva a la mar.

Como siempre la mejor prueba es la experiencia…

La mejor prueba la experiencia

 Si lo que desea es una consulta de Oráculo del Amor por teléfono diferente, en un ambiente privado y profesional con un método alternativo al tarot le sugiero mi propia consulta. Estaré encantado de atenderle en los teléfonos 806 y visa que pongo a su disposición.

A su servicio,

Don Fidel

Licenciado en Psicología y Filosofía